SEO Copywriting: 20 Tips de Redacción de contenidos SEO

tips-copywriting-tips-redaccion-seo

 

 

¿Qué es un copywriter?

La figura del copywriter es cada vez más demandada en el ámbito del marketing de contenidos. La principal función de esta figura profesional es la redacción publicitaria.

En nuestros días la generación de contenidos de calidad que logren posicionarse es una necesidad. Por eso, hoy hablaremos del SEO Copywriting.

 

Funciones del Copywriter

¿Un copywriter se dedica solo a la redacción del blog?copywriter que es. Copywriting y posicionamiento

La respuesta es un rotundo no. El trabajo de un copywriter es mucho más amplio.
Entre sus funciones podemos detallar:

  • Redacción de estudios para Anuncios.
  • Redacción textos para Redes sociales
  • Redacción, estructuración y corrección de los textos del sitio web.
  • Estudio e Investigación de palabras clave
  • Definición del estilo de comunicación (tono, carácter, voz)
  • Redacción de post y su consecuente optimización SEO
  • Gestión de las campañas de email marketing.

En este artículo nos centraremos en cómo redactar un texto para nuestra web.
Para ello hay que tener en cuenta una serie de consejos de la rama del copywriting y del SEO

 

Nuestro objetivo será:

  • Ofrecer un contenido de calidad al usuario buscando que el lector pasé el mayor tiempo posible leyendo nuestro artículo.
  • Conseguir mejorar el posicionamiento de nuestro site.

No escribimos para posicionar, pero tampoco escribimos simplemente para el lector. Un error sería centrarnos en solo una de las partes. Genera contenidos de calidad tanto para Google como para el usuario.

Aquí están los 20 consejos para todo web copywriter.

 

20 Tips SEO Copywriting

  1. Investiga el tema que quieres abordar.
    Una vez que tengas claro la temática investiga como puedes abordarlo. Fija tu keyword teniendo en cuenta el volumen de búsqueda y el nivel de competencia del mismo. Luego organiza el contenido para fijar una buena estructura para tu pieza.
    En esta fase puedes usar herramientas como Ubersuggest o Semrush.
  2. Estructura el texto.
    Lo recomendable es que no haya ninguna sección de texto de más de 300 palabras sin un subtítulo. Esto hace que ofrezcamos un contenido organizado y comprensible al lector. Utiliza de forma adecuada un h1, h2, h3 etc.
  3. Introduce tu keyword – frase clave en elementos con carga semántica.
    Situar tu keyword en los títulos, añadir negritas, crear un anchor text con tu keyword o posicionar tu frase clave en el comienzo del artículo son algunas buenas prácticas SEO.
  4. Copywriting minimalista.
    Cuanto más sencillo sea el texto y menos decorada expliquemos la idea, mayor impacto causaremos al lector. ¿Por qué? La información llega más directa.
    Hay que facilitarle al usuario la lectura de nuestro contenido.
    En nuestra sociedad estamos expuestos a miles de estímulos informativos día tras día y el tiempo de atención que concedemos a estos mensajes es cada vez menor.
    Hagamos una prueba: ¿cuánto tiempo pasas mirando una foto en Instagram? ¿un segundo? ¿dos?. Demandamos mensajes directos, que vayan al grano y no nos hagan perder tiempo. Estilo sencillo y directo, con vocabulario legible.
  5. Párrafos pequeños.
    Lo recomendable es no sobrepasar 3 líneas por párrafo.
    Esto no es una novela con líneas kilométricas súper descriptivas. Hay que facilitar el trabajo de lectura al usuario en una página web.
  6. Longitud del texto
    Lo más recomendable es estimar la longitud del texto teniendo en cuenta la competencia. Por norma general intenta que tu post supere las 600 palabras y procura no descender de las 300.
  7. Copywriting Conversacional.
    Estas técnicas funcionan realmente bien. Dialogar con el usuario llama mucho la atención. Le hace partícipe y hace más fácil que enganche lo que estamos contando.
    Si abusamos del uso de verbos en posición pasiva crearemos un texto plano que no interpela al lector. Utilizar un estilo conversacional da al lector el rol de protagonista. Haz preguntas con el fin de dar un toque personal a tus textos.
  8. Utiliza verbos de acción.
    Estas despertando el cerebro del usuario.
    Por ejemplo, estas haciendo un post sobre una receta. Nunca digas “en este momento deberías freír la verdura” o “debes hervir el agua” son fórmulas que envían un mensaje de acción mucho más claro al usuario. Incita a que el usuario lo haga lo haga el usuario. Esto hace que el lector quiera actuar.
  9. Añade imágenes.
    Obedece a un doble objetivo: hacer el contenido más amigable al lector y tener mayores elementos con carga semántica. El atributo Alt de la imagen y los títulos son lugares clave para incluir nuestra keyword.
  10. No uses condicionales.
    Nos referimos a frases como:“deberías hacer esto”. Esto puede generar una posición de rechazo en el lector. Inconscientemente mandamos el mensaje de que estamos diciendo que debe y no debe hacer el usuario. Apuesta por una escritura amigable.
  11. Evita abusar las frases con exclamaciones.
    Puede ser un buen recursos para enlazar partes del post. Por ejemplo, al finalizar el párrafo introductorio del artículo puedes añadir un call to action con exclamaciones para dar paso al contenido principal: “¡Vamos allá!”
    Pero cuidado con abusar de las exclamaciones en la mitad de los párrafos. Puede quedar artificial.
  12. Densidad de la palabra clave.
    Nuestra tarea en materia de posicionamiento es dejar claro al navegador sobre qué estamos hablando en nuestro post. Esta tarea es llamada la optimización de contenido. Una parte importante en esta optimización viene de la mano de la densidad de palabra clave que incluyamos en nuestro texto.
    Hace un tiempo era común la estrategia bautizada como: keyword stuffing. Esta estrategia cercana al Black Hat está basada en un uso excesivo de palabras clave dentro de un texto. Desde hace un tiempo Google comenzó a penalizar dicha práctica.
    Incluye tu palabra clave de una forma natural y evita la sobreoptimización.
  13. Uso de Negritas.
    Son llamadas de atención tanto al lector como para el motor de búsqueda. Las negritas son las pistas que utiliza el cerebro humano y el bot de Google para escanear rápidamente tu post. Utiliza las negritas para enfatizar el contenido que más te convenga.
  14. No añadas información irrelevante.
    En muchas ocasiones intentamos llegar a un número de palabras para igualar o estar por encima de nuestra competencia. Esto nos puede llevar a caer en el error de rellenar nuestro artículo con contenido de baja calidad. Recuerda: si a ti te aburre, imagina al usuario.
  15. Adapta tu tono y estilo al lector.
    Adecúa tu lenguaje a tu público objetivo con el fin de crear engagement con ellos y ellas.
  16. Huye de palabras y frases negativas.
    Transforma las ideas negativas en frases positivas. Cada estímulo negativo que le demos al lector puede ser una causa para que deje de continuar leyendo.
  17. Enlaces internos.
    En materia de enlaces internos hay que tener en cuenta la estrategia de interlinking que estemos llevando a cabo, pero siempre será recomendable que nuestro post apunte con al menos un enlace a nuestros productos o servicios.
    Por ejemplo, si llevamos a cabo una estrategia de silos, tendremos que intentar que los posts de esa categoría estén interrelacionados entre sí y que todos ellos apuntes a una misma url.
  18.  Añade Anchor Text en tu keyword.
    Si hay un enlace que Google valoré positivamente es el que hacemos sobre nuestra keyword. Aún así, recuerda que es bueno crear un red de enlazado interno natural, por lo que no debemos abusar de este recurso.
  19. Añade enlaces externos.
    Poner enlaces salientes da credibilidad a tu artículo. Los enlaces son “recomendaciones” que haces. Considera bien que contenido enlazas dado que estarás transfiriendo tu autoridad.
  20. Título y Metadescripción de la URL.
    Son dos de los elementos más privilegiados en materia de SEO. Incluye tus palabras clave a la vez que describes tu artículo de una forma sencilla y directa. Es el momento de llamar la atención de una forma creativa.
    Un título SEO tiene que tener un máximo entre 55 y 65 caracteres para su correcta visualización en las SERPS.
    La metadescripción no debe superar los 160 caracteres

 

Si quieres ser un profesional del posicionamiento y copywriting y estás interesado en estudiar marketing digital apúntate al curso de Marketing Digital de CEI: Escuela de Diseño.

CEI ALUMNOS