Efectos especiales – El señor de los anillos

efectos especiales - el señor de los anillos

 

En esta entrada queremos abordar los efectos especiales en el cine, situándonos en una de las de las películas más taquilleras y famosas de nuestros tiempo para comprender la importancia de esta disciplina. Esperamos que sea de interés el artículos sobre Efectos Especiales – El señor de los Anillos.
Si estás interesado en VFX y Motion Graphics seguro que te resulta interesante

 

Datos de la película

  • TITULO ORIGINAL: The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring / The Lord of the Rings: The Two Towers / The Lord of the Rings: The Return of the King.
  • AÑO: 2001 / 2002 / 2003
  • DURACIÓN: 1:41:18 / 1:57:29
  • PAÍS: Estados Unidos / Nueva Zelanda
  • DIRECTOR: Peter Jackson
  • GUIÓN: Frances Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson (basado en la novela de J.R.R. Tolkien)
  • MÚSICA: Howard Shore
  • FOTOGRAFÍA: Andrew Lesnie
  • REPARTO: Elijah Wood, Ian McKellen, Liv Tyler, Viggo Mortensen, Sean Astin, Cate Blanchett, John Rhys-Davies, Billy Boyd, Dominic Monaghan, Orlando Bloom, Christopher Lee, Hugo Weaving, Sean Bean, Ian Holm
  • PRODUCTORA: New Line Cinema / Wingnut Films 

    Argumento:

    Tras años de guardar celosamente el Anillo Único, el hobbit Bilbo Bolsón le confía esa tarea a su sobrino Frodo. Todo va bien hasta que el Señor Oscuro descubre dónde está el Anillo y decide recuperarlo. Para evitarlo, Gandalf el Mago organiza una comitiva formada por enanos, elfos, hombres y hobbits -entre ellos Frodo- que deberá viajar hasta Mordor con la intención de destruir el anillo.

     

    Efectos especiales – El Señor de los Anillos:

    La idea fundamental en El Señor de los Anillos es que cuando haces un efecto no puedes llamar la atención sobre él. Si no te das cuenta de que está ahí nada impedirá que te lo creas.

    En la trilogía hay ejemplos de prácticamente todos los tipos de efectos especiales en el cine.

    Se utilizaron innovadoras técnicas y efectos visuales digitales. La primera película cuenta con alrededor de 540 efectos, la segunda 799 y la tercera 1488 (2730 en total). [] El total se incrementa hasta 3420 en las versiones extendidas. 260 artistas de efectos visuales trabajaron en la trilogía, [ ] y el número se duplicó para Las Dos Torres.

    Peter Jackson quiso contar con Alan Lee y John Howe, famosos ilustradores de Tolkien, porque podían aportar a la producción un raudal de inspiración creativa.

    Peter Jackson tenía una premisa básica para el diseño visual de la Trilogía de El Señor de los Anillos: lograr el mayor realismo. ¿Pero cómo hacer que la fantasía parezca real? Jackson sabía que la respuesta estaba en una enorme preocupación por el detalle. Así que contrató los servicios de WETA Limited, la principal empresa de efectos especiales de Nueva Zelanda, dirigida por Richard Taylor y Tania Rodger; y les encargó una misión, recrear la realidad física de la Tierra Media, desde el interior de los agujeros hobbit hasta las alturas del Monte del Destino como si creyeran en su existencia de todo corazón.

    Taylor contrató una plantilla de más de 120 técnicos, dividida en seis departamentos principales: Criaturas, Efectos Especiales, Maquillaje y Prótesis, Armas y armaduras, Miniaturas y Maquetas

    WETA Digital, una división aparte, se hizo cargo del desafío que suponían las criaturas generadas enteramente por ordenador y los efectos para la Trilogía de El Señor de los Anillos.

    Pero cuando ya habían comenzado, Miramax, la productora, vio que se disparaban los gastos y que la única alternativa era rodar una sola película.

    Peter Jackson no aceptó este cambio y el proyecto quedó abandonado hasta que New Line Cinema aceptó rodar las películas tal como el director las había pensado.

    Con este cambio y el menor presupuesto, el primer taller era una especie de almacén de desperdicios lleno de objetos que recogían de los contenedores.

    Weta aún emplea algunas técnicas que aprendieron cuando no disponían de dinero, como las ruedas de los monopatines que sirvieron para moldear las espadas de los segundos planos por ser un material muy fuerte y duradero. También utilizaron polvo de grafito, que se usa para abrir cerraduras, para dar el acabado mugriento a las armaduras de los Uruk-Hai.

    Durante los cuatro años anteriores al comienzo del rodaje, se desarrollaron nuevos procedimientos para ayudar a los animadores. El más sorprendente es un programa es el programa informático «Massive» que emplea un sistema de simulación conductiva: con él es posible crear ejércitos enteros en la pantalla de un ordenador y dotar a cada soldado de un «cerebro» para que tome decisiones durante una lucha o incluso emprenda la huída.

    Rodar los 15 minutos de escena de la batalla del Abismo de Helm ha sido el mayor reto de Peter Jackson. Los primeros planos y las escenas de batalla de los protagonistas fueron rodadas durante 14 semanas en una cantera situada a las afueras de Wellington, en Australia. El resto, lo que incluye la imponente muralla de roca de la fortaleza de los jinetes de Rohan, la lluvia, los rayos y los centenares de miles de combatientes, fueron añadidos después por ordenador.

    Primero, los técnicos del equipo montaron en un almacén de 8.000 metros cuadrados una miniatura del escenario de la batalla, que serviría para los planos más abiertos y los que parecen tomados desde el aire. Después Weta Workshop, la empresa encargada de hacer todos los elementos de decoración, fabricó otra maqueta a escala 1:35 donde se colocaron miles de soldaditos de juguete estáticos. Y eso es todo lo que hizo falta. El resto, es cosa de la magia de la informática.

    Los individuos virtuales también tienen rasgos de personalidad propia, como audacia, valor, agresividad, etc. «Hay parámetros que determinan lo innobles que son, lo altos que son, cuánto se cansan…. Por eso, pueden comportarse como personas casi humanas».

    efectos especiales del señor de los anillos

    Los modelos a escala se han utilizado en muchas películas, pero pocos igualarán a los construidos para El Señor de los Anillos. Entre los decorados a escala de la primera película se encuentran los abismos orcos bajo la torre de Orthanc y las figuras de los Argonath (unas enormes estatuas de piedras de los antepasados de Aragorn), junto a las que pasa la Comunidad por el río Anduin.

    Muchos de los decorados, de los más grandes a los más pequeños, fueron moldeados con poliestireno, un material que puede simular tanto madera envejecida durante miles de años en la taberna del Pony Pisador como bloques de piedra en las esculturas de las puertas de Minas Tirith. WETA también realizó algunas innovaciones importantes, como fue la utilización de una máquina rociadora de poliuretano, usada normalmente para cubrir con una capa de goma torres de perforación en el Mar del Norte.

    » Fuimos capaces de hacer en una semana lo que habría llevado meses construir siguiendo el modo tradicional,» explica Richard Taylor. «Con esta máquina podíamos esculpir cualquier cosa. Fabricábamos cien yelmos al día. Nos ayudó a construir muchos lugares».

    Los decorados de Rivendel, por ejemplo, se crearon tratando de reflejar una cultura como la élfica, sumamente artística y directamente relacionada con los bosques y la naturaleza. Es un lugar de profunda serenidad, con puentecillos arqueados que cruzan arroyos susurrantes y tranquilos pabellones de madera. «Utilizamos hojas como motivo en los decorados, y añadimos muchas estatuas esculpidas a mano, pilares y hermosos dinteles. Incluso los colores están inspirados en el bosque», dice Major. «Para reflejar su elegancia natural recurrimos a un estilo inspirado en el Art Nouveau».

    Major también quería dotar a Rivendel de un «ambiente mágico», para lo que diseñó y construyó una serie de torres de 12 metros de altura que se asoman por detrás de Rivendel, sugiriendo más de lo que se ve.

    Muchos de los decorados de Major se construyeron en los Estudios Three Foot Six de Wellington, propiedad de Peter Jackson. Aquí es donde se crearon, por ejemplo las Minas de Moria por las que viaja la Compañía en La Comunidad del Anillo. Los técnicos de WETA rociaban constantemente las paredes de granito gris para que parecieran brillantes y húmedas, llenas de joyas incrustadas, como corresponde al laberinto que se extiende por debajo de la tierra de los Enanos de Khazad-Dûm.

    Con el fin de recrear de una forma verosímil la Trilogía de El Señor de los Anillos, los cineastas tuvieron que encontrar un lugar que fuera similar a la tierra tal y como debía ser hace 7.000 años. Encontraron el lugar perfecto en Nueva Zelanda, donde los paisajes primitivos, inexplorados y salvajes, todavía permanecen intactos de cualquier huella de la tecnología moderna. «Nueva Zelanda conserva la esencia del viejo campo europeo», dice Peter Jackson. «Aun así fue necesario un trabajo muy duro, así como un equipo bastante experimentado para lograr captar esas cualidades fantásticas que la hacen perfecta para El Señor de los Anillos».

    Cuando Jackson y su equipo llegaron al pie de las colinas de Matamata en la Isla Norte, sabían que habían encontrado su Hobbiton. El tamaño de las pequeñas y verdes colinas parecía encajar perfectamente con la estatura de los hobbit y sus granjas. Para los actores fue como si la fantasía se hubiera convertido en realidad. «Con musgo, hierba y árboles auténticos y gracias al increíble equipo de diseño que construyeron granjas de apariencia real, la idílica vida rural de los hobbit se convirtió en realidad. Nueva Zelanda contribuyó a que fuese un lugar verdaderamente mágico. Me refiero a que no tuve que usar la imaginación porque Hobbiton estaba allí para que Gandalf se sintiera como en casa», dice Ian McKellen. John Rhys-Davies, que interpreta al enano Gimli, añade: «Nueva Zelanda es una tierra tan primitiva que puede hacerte retroceder a un tiempo muy remoto de la historia. Es tan hermosa que puedes llegar a creer que incluso a las puertas del desastre es posible encontrar humor, honor, coraje y compasión».

    El equipo de efectos ambientales de Steve Ingram, Richard Cordobes y Blair Foord también se unió a la fiesta al tener que recrear los fenómenos naturales. Crearon lluvia, nieve, fuego y tormentas de viento mediante mangueras y ventiladores gigantes, así como una gran cantidad de niebla, vapor y humo utilizando fluidos especiales. También crearon ríos y arroyos que recorrían falsos bosques, todo en el interior de los estudios.

    El encargado de todos los paisajes boscosos como Rivendel y Lothlórien, y de los Ents, fue Brian Massey. Ningún bosque de las películas fue hecho con espuma pintada, todos son naturales y los hicieron con matas de aulaga retorcidas y trabajadas según las necesidades de cada plano.

    Una vez construida toda la dotación de árboles, Brian y su equipo montaron su bosque en miniatura: «Pondremos los árboles más grandes y de forma más misteriosa más cerca de la cámara y los rodearemos con los que sean un poco más pequeños para que, con ayuda de la perspectiva forzada, creen la ilusión de que hay un mar de árboles que se pierde en la distancia.»

    Para los decorados de los dominios de Bárbol se construyeron catorce árboles de 30 metros de altura con estructura de acero.

    Con todo esto vemos que muchos de los efectos de las tres películas son artesanales, pero a ello hay que añadir los efectos especiales digitales, fundamentales en esta producción.

    El realizador Peter Jackson tomó otra increíble decisión en el desarrollo inicial de El Señor de los Anillos: se debería recrear cada pequeño detalle de la Tierra Media. Esto era lógico, puesto que en la realidad no existe nada ni siquiera parecido a la Tierra Media. Las ideas fueron el comienzo de un esfuerzo técnico más allá de lo que nadie hubiera intentado antes. Para hacerse una idea de la verdadera envergadura de lo que significó la creación de la Tierra Media se pueden tener en cuenta los siguientes datos:

    Fueron necesarias más de 900 armaduras hechas a mano, más de 2.000 armas de goma, más de 100 armas especiales hechas a mano, más de 20.000 instrumentos del hogar y cotidianos hechos a mano por artesanos y más de 1.600 pares de prótesis de orejas y pies individualizados en tamaño y forma.

    Además de lugares fantásticos, hay en las películas numerosas criaturas y personajes temibles como los horrorosos Espectros del Anillo, que aparecen por primera vez como nueve jinetes sin rostro, envueltos en andrajosas capas negras que persiguen a Frodo y sus amigos. Más tarde, cuando Frodo se pone el Anillo, ve a los Espectros tal como son.

    Entre los monstruos que aparecen en la primera película se encuentra el legamoso Guardián del Agua, que ataca a los viajeros con unos largos tentáculos. Hay más encuentros peligrosos en la ciudad subterránea de Moria, donde los viajeros luchan contra un ejército de trasgos y un enorme troll de las cavernas, antes de enfrentarse al monstruoso Balrog que surge de las profundidades con alas de fuego.

    El equipo de WETA dotó de vida a algunas de las criaturas más increíbles de la Tierra Media, incluyendo a los orcos, entre los que no hay dos iguales. Los artesanos de WETA tuvieron que crear trajes de piel protésica gris y arrugada parecida a la de los elefantes y armaduras negras con formas insectívoras, para reproducir la aterradora apariencia de los orcos.

    Cada una de las 200 cabezas de orco creadas para la película era única: una máscara individual de silicona y espuma de látex con implantes de pelo de yac cosido mechón a mechón para conseguir diferentes peinados. WETA también hizo pies con largas garras curvadas para que sobresalieran de las botas. Su aspecto general se completaba ensuciándolos con barro.

    ¿Se necesitaba un poco de sangre de orco? WETA creó un fluido con aspecto de alquitrán que debía rezumar de las heridas. En los decorados de las grandes batallas había un equipo cuyo trabajo consistía exclusivamente en ensangrentar a las tropas.

    Para muchas escenas como las que requieren especialistas o en las que los personajes interactúan con criaturas, se utilizaron «dobles digitales». Para crearlos se utilizó la cámara de captura de movimientos. La técnica consiste en grabar la acción humana y aplicarla a la animación. Para que te capturen el movimiento hay que llevar un ajustado mono de lycra negra con pequeñas bolas amarillas que hacen de marcadores reflejantes.

    A fin de que las cámaras registren los marcadores con claridad, la acción siempre comienza con el actor en posición «da Vinci», luego el actor ejecuta los movimientos deseados y las cámaras transforman las imágenes en datos que un «muñeco digital» realiza en pantalla como una réplica del actor.

    Para crear estos dobles, los actores de la Comunidad llevaron a cabo unos 50 movimientos diferentes, incluyendo varias maneras de caminar, correr, etc. Para que en las imágenes finales se pudiera distinguir fácilmente la manera de andar y moverse de cada uno.

    Las versiones digitales de algunos personajes humanos, hobbits, enanos y elfos fueron grabadas con actores reales, vestidos con trajes de «captura de movimientos». Las cámaras grabaron cómo se movían los actores y luego convirtieron esos movimientos en información digital; los actores generados por el ordenador podían hacer cosas imposibles para dobles de carne y hueso.

    También se usó la captura de movimientos para la escena del troll de las cavernas. Peter Jackson quería que el troll pareciera un rinoceronte furioso, para lo que se tomaron los atributos de los rinocerontes y les dieron forma humanoide.

    Pero la captura de movimientos tiene un uso más espectacular: sirve como base para la animación de Gollum, un personaje que combina el trabajo de constructores de modelos y animadores, con la esencia de la interpretación del actor. La criatura reacciona a los movimientos del actor y un programa de software compensa las diferencias de constitución física.

    Para las otras criaturas digitales como el Balrog, el Guardián del Agua, el troll, los Nazgûl, el proceso comienza con un detallado modelo tridimensional. Luego los escaners graban la superficie de la maqueta y la convierten en datos digitales que permitirán animar la figura tridimensionalmente con todos sus detalles escultóricos: pliegues, arrugas, venas, verrugas y demás.

    Para crear la ilusión de que los hobbits eran pequeños los cineastas utilizan la llamada «perspectiva forzada». Funciona de la siguiente manera: Elijah Wood como Frodo e Ian McKellen como Gandalf parecen estar sentados unos junto a otro, hablando, pero en realidad , Gandalf está mucho más cerca de la cámara que Frodo, lo que hace que parezca más grande.

    Este truco funciona porque la cámara no «ve» el hueco existente entre los actores y éstos parecen estar frente a frente, con el tamaño adecuado. En este tipo de escenas suele ser difícil actuar ya que los actores oyen lo que dice el otro, pero nunca se miran entre sí.

    Las películas recurren a veces a la técnica de la «pantalla azul». Los actores son grabados frente a una pantalla azul; luego, en las zonas azules de la película las tomas se combinan con fondos rodados o pintados.

    Por ejemplo, en una secuencia en La Comunidad del Anillo Frodo y sus compañeros llegan a Lothlórien y contemplan la ciudad entre los árboles. En realidad, cuando los grabaron estaban mirando una pantalla azul; la imagen se añadió después, utilizando una toma rodada en un escenario en miniatura.

    Para los efectos de sonido usaron algunos ya grabados y otros recogidos expresamente para ello.

    Por ejemplo, para la secuencia de las minas de Moria querían «el sonido del silencio», la sensación de una tumba llena de aire muerto y la fueron a grabar a unos viejos túneles militares de la II Guerra Mundial, allí pusieron en altavoces sonidos de viento y los grabaron.

    Para la llegada del troll, obtuvieron casi todos los sonidos de una morsa, grabando los que parecían transmitir emociones.

    Para grabar a miles de Uruk-Hai cantando en lengua negra mientras avanzan hacia el Abismo de Helm, utilizaron a los miles de espectadores que presenciaron un partido de criquet.

    El 90% de lo grabado durante el rodaje se dobló después en estudio mediante el «ADR» o «Enlazado», que es la sustitución automática de los diálogos. Los actores, en estudio, ven la película, escuchan con auriculares los diálogos originales y los recrean en el micrófono. La sincronización de las palabras con los movimientos de los labios nunca es perfecta por lo que hay que recortar o alargar hasta que todo encaja.

    Aunque en los efectos especiales del señor de los anillos encontramos todo tipo, desde el emocionante duelo entre Gandaf y Saruman hasta la misteriosa inscripción que aparece mágicamente en la superficie del Anillo, en realidad se trata ante todo de una historia sobre personajes, sobre esperanzas y temores, coraje y falsedad, atrevimiento y cobardía. Por muchas veces que las películas nos dejen boquiabierto y nos hagan saltar en la butaca, Peter Jackson es consciente de que no importa que impresión causen los efectos si no nos implicamos en las aventuras de los personajes.

    Curiosidades de la película del Señor de los Anillos:

  • Cien millones de personas de todo el mundo han leído la trilogía desde que se publicó por primera vez en 1954.
  • Durante el rodaje se filmaron casi un millón de metros de película.
  • Se tomaron 90.000 fotos fijas.
  • 20.602 extras participaron en el rodaje de El Señor de los Anillos.
  • 5.000 metros cúbicos de vegetación plantados en Hobbiton durante el año previo al rodaje.
  • En el momento de mayor actividad, en el rodaje de El Señor de los Anillos había un equipo de 2.400 personas.
  • En el almuerzo más multitudinario se sirvieron 800 comidas.
  • Durante el rodaje se filmaron más de 550 horas de película sobre el propio rodaje.
  • Para la trilogía se han escrito más de 400 páginas de guión.
  • Se levantaron 350 decorados.
  • 300 pelucas fabricadas a mano especialmente para la trilogía.
  • El rodaje con actores se prolongó durante 274 días.
  • En una escena se utilizaron 250 caballos.
  • La empresa WETA Workshop hizo 200 máscaras de orco personalizadas.
  • En la actualidad 180 técnicos de WETA Digital se ocupan de crear los efectos informáticos.
  • 114 papeles con diálogo.
  • Más de 100 localizaciones.
  • 100 armas con incrustaciones, fabricadas a mano por WETA Workshop.
  • El 95% de los miembros de la compañía eran neozelandeses.
  • 70 caballos entrenados para el rodaje.
  • El departamento de vestuario contaba con 40 sastres, diseñadores, zapateros, bordadores y joyeros.
  • La trilogía se ha traducido a más de 40 idiomas.
  • 30 actores formados por los profesores de dicción y de idioma creativo.
  • El director, guionista y productor Peter Jackson ha estado 7 años preparando el proyecto.
  • 4 fueron los hobbit que practicaron puenting durante el rodaje en Nueva Zelanda.
  • 5 unidades de rodaje: la primera unidad, dos segundas unidades, la unidad de retroproyección y la unidad de miniaturas.
  • 3 películas rodadas simultáneamente, la primera experiencia de este tipo en la historia del cine.
  • 2 años de preproducción y 2 de posproducción.
  • Casi 1 kilómetro es la longitud que alcanzan todos los vehículos empleados en el rodaje alineados en fila

Si quieres saber más sobre Efectos Especiales comienza tus estudios de VFX y Motion Graphics en CEI

CEI ALUMNOS