Diseñador Gráfico: No te dejes pisar

Diseñador Gráfico: No te dejes pisar

 

El mundo del Diseño Gráfico y el Diseño Web está plagado de situaciones como ésta. El cliente solicitó un cambio el viernes a las 10 de la noche después de tener el arte en su correo desde el miércoles, solo que estaba demasiado entretenido jugando a ser un tirano y nunca lo revisó. Ahora quiere que sacrifiques preciadas horas de tu viernes para trabajar en un cambio completamente irrelevante y tonto.

Esto es, sin duda alguna, un abuso y una falta de consideración por parte de ese gran cliente que tanto luchaste por conseguir. Por ello, hemos decidido hacer una lista de cosas que todo diseñador debe saber para no convertirse en un esclavo moderno de su cliente y poder mantener una relación sana. Ya es hora de que los clientes/agencias/pymes/etc empiecen a respetar el trabajo de los diseñadores gráficos. 

  1. Jamás y nunca hagas modificaciones del proyecto con el cliente presente: Esto será como ponerte una soga al cuello. El cliente no se irá de tu oficina hasta haber visto contigo al menos las 4 versiones que tenía en mente. Existe un tipo de cliente que es terrible: el cliente que no sabe lo que quiere pero está seguro de saber más que tú de diseño. Estos son los que nunca invitaremos a nuestra oficina y en caso que aparezca como un paracaidista pues no trabajemos el proyecto con él presente. Que diga exactamente lo que quiere y necesita. El gran Gary Oldman nos explica la importancia de respetar el trabajo de cada uno con este gracioso vídeo.

 

2. Si no cobras lo justo estás regalando tu trabajo y no solo el tuyo, también estás devaluando el trabajo de tus colegas diseñadores: Típica frase de cliente “Oye pero en la otra agencia/estudio me cobraban menos dinero por el mismo trabajo” Si claro, esta “agencia” está ubicada en India y explotan a sus trabajadores para diseñar logos o páginas web por 20€. Si tú te has preparado y sabes que eres bueno en lo que haces, estás en todo el derecho a cobrar lo justo por tu horas invertidas. Ni un centavo más ni uno menos.

3. El cliente siempre espera que termines antes y se sentirá con el derecho a molestarte: Y nada más alejado de la realidad. Para evitar este problema sólo debes planificar los tiempos de realización ANTES de aceptar el proyecto. Si el cliente está de acuerdo, que firme el time table para dejar constancia. Esto debe hacerse porque de lo contrario tendrás a tu cliente llamando todos los días y dando la lata.

4. Si el cliente quiere Bueno, Bonita y Barato, aplica la regla de las 3 B’s: Si es bueno y bonito no puede ser barato, si es bonito y barato no puede ser bueno, si es bueno y barato no puede ser bonito. Es un poco infantil esta regla pero estoy seguro que más de uno que está leyendo esto entiende de lo que estamos hablando.

5. Antes de empezar a desarrollar el proyecto pide un anticipo y nunca, entiéndase bien, nunca entregues un proyecto sin haber recibido el pago completo: Para que se entienda mejor les dejamos este vídeo que deja más que claro el punto que queremos demostrar

 

 

 

CEI ALUMNOS